Videojuegos: ¿El octavo arte digital?

La irrupción y el crecimiento continuo de las Tecnologías de la Información, sumada a las redes sociales cada vez más presentes en la vida de los ciudadanos, hizo que se originara otro eslabón de esta cadena que no parece tener fin: los videojuegos.

¿Que tiene que ver la tecnología con el crecimiento de los videojuegos? Y la respuesta es que le debe mucho. En términos de ganancia, la industria de los videojuegos generá más dinero que el cine. No sólo eso sino que también involucra a un mayor número de personas que son expertas en diseño, animación y manejan como nadie los diferentes programas encargados de darle vida a los juegos. No por nada el mercado actual está muy interesado en contratar personas que manejen JavaScript, programación, entre otras herramientas que propendan a la construcción de un videojuego. Está claro que esto se trata de mucha creatividad más que conocimientos (aunque son muy necesarios).

A pesar de que para algunos autores el término convergencia caducó, el crecimiento y la adhesión masiva de los videojuegos hizo que muchos expertos en Gaming lo denominaran el “Octavo arte”. Sin entrar en comparación con el cine que es considerado el séptimo arte, los videojuegos poseen en su estructura aspectos cinematográficos fusionados con elementos provenientes de otros géneros. En otras palabras este “octavo arte” es la suma de diferentes formatos. Incluso, ahora se sumaron historias que han logrado una respuesta satisfactoria por parte del público gamer y aquellas personas que se quieren acercar a este mundo fascinante.

Es más, algunos directores de cine basan las películas tomando como modelo el storyboard de los juegos y tratan de replicarlo en el desarrollo del filme. Un ejemplo cabal de esto es Batman Arkham Origins, cuyos elementos que aparecen en el juego fueron adaptados, perfectamente, en el filme de Zack Snyder y que se vio mayormente en el batman encarnado por Ben Affleck.

Otro ejemplo paradigmático y que suele explicar la influencia actual de los videojuegos en el Siglo XXI es que los actores que formaron parte de la trilogía del Batman de Christopher Nolan trabajaron y dejaron su marca registrada en el juego que salió para la consola PS2. Allí Christian Bale, Cillian Murphy, Katie Holmes, Morgan Freeman y el legendario Michael Caine le introdujeron las voces a sus respectivos personajes, haciendo más creíble el juego y que, por supuesto, tuviese vinculación con la película. La repercusión fue enorme y la batimanía tuvo un éxito rotundo.

A mi modo de ver, el cine es el séptimo arte desde siempre y sumó a un socio de la vida que son los videojuegos. En algún momento ¿Se lograrán potenciar para originar un noveno arte?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>