San Martín y Atlético en la oscuridad

Ni los más pesimistas imaginaron un fin de semana de tan poca producción futbolística. El domingo era el día marcado los hinchas decanos y la fanaticada santa en la agenda futbolera. Ambos equipos se jugaban mucho por su ambición de pelear por un lugar en primera y en el torneo nacional “B”, respectivamente.

La jornada comenzó a ser una pesadilla cuando Gervasio Nuñez (ex Quilmes y Rosario Central) sacó de su pierna un misil que no pudo contener Lucas Calviño. El primer gol del conjunto sarmientino generaba muchas dudas en Atlético que se asemejaba a un paciente que necesitaba, urgentemente, ir al diván. Si bien es cierto, Atlético Tucumán presionó los primeros quince minutos dejando sin opción de pase a Sarmiento, el local tuvo mayor y mejor circulación de balón. Esto permitió que, al término de la primera parte, Cuevas estampe con su cabeza el esférico e ingrese la pelota sin ningún problema. Por ese entonces el decano no podía doblegar al maestro Sarmiento que parecía que había estudiado todos los movimientos tácticos del equipo rival.

En el complemento Atlético salió con otra actitud, como un paciente que recibe una dosis de adrenalina. Tal es así que Leandro Díaz, a puro coraje y aguante,  marcó el gol del descuento a los 5 minutos del segundo tiempo. Hasta ahí sarmiento no escatimó reacción alguna, salvo algunas jugadas de scatolaro y luego Tamburelli. El “deca” no daba en la tecla, intentaba, insistía. Lucas Ischuk parecía la “araña negra” y no daba el brazo a torcer. La plantilla juninense llegaba con insistencia al arco de Calviño, pero tampoco podía concretar. El “Pulga” Rodríguez  convirtió el segundo gol de Atlético por intermedio de un penal que le cometieron a Cristian Menéndez. Los pupilos de Rivoira se acordaron tarde de ganar. La soga comienza a ahorcar no solo en términos de puntaje, sino en la calidad de juego que más que nunca brilló por su ausencia. En los próximos días se sabrá que ocurrirá con Héctor Rivoira y si seguirá como DT del decano. Por lo pronto, el plantel deberá preparar el encuentro contra Patronato.

Tal como ocurre en el boxeo que están  las peleas preliminares y al último el plato fuerte: San Martin contra Central Córdoba. ¡Y claro! ambos  tenían el ascenso entre ceja y ceja.  Así como Harry Potter que busca, decididamente, la snitch dorada en un partido de quidditch y que la podía tener en su mano o escaparse como cual mariposa que busca su propio destino. Lo cierto es que el partido fue parejo. Paridad en el sentido de que ninguno de los equipos se sacaba diferencias, si tenemos en cuenta el mediocampo. Párrafo aparte el duelo entre Bossio y Motta que estaban más cerca de Las Vegas que de Ciudadela. En los primeros cuarenta y cinco minutos,  San Martín desplegó mejor juego que Central. El equipo santiagueño decidió esperar y apelar a Pablo Motta y a Facundo Fabello. Sin embargo el que más se destacó fue Cesar Albornoz Voss, quién marcó el primer gol del partido a los 20 del primer tiempo. San Martín mereció mucho más porque había tenido 6 situaciones claras de gol. De hecho, se hizo justicia cuando Pablo De Muner concretó el empate santo.

En los segundos  cuarenta y cinco minutos todo hacía presagiar un mejoramiento del futbol plasmado en la primera parte.  El partido entró en un estado de ebullición total. Combinado con la emoción y, sobre todo, la ansiedad del público local porque el santo se lleve el juego. En esta parte, se pudo apreciar a un Central Cordoba con hambre de gloria, con carácter para salir a buscar el partido. Victor Riggio dispuso los ingresos de Darwin Barreto y Carlos Herrera para darle más potencia al ataque. En el epílogo del encuentro, Pablo Bastianini (ex Boca Unidos) con pelota dominada tira un buscapié cuyo receptor inmediato fue Herrera. Este no dudó y mandó la pelota  a la red para provocar toda la algarabía del banco ferroviario.

De esta forma, San Martin deberá jugar una temporada más en el Torneo Federal. Por su parte, Central Córdoba jugará contra Unión Aconquija el próximo miércoles en el estadio Bicentenario de San Juan para dirimir el ascenso directo a la “B”nacional.

Nota a César Albornoz

Nota a Darwin Barreto

Victor Riggio

Pablo Bastianini

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>