San Martín ganó sin sobrarle nada

Los dirigidos por Sebastián Pena sufrieron para lograr hilvanar una victoria por 2 a 1 contra Mitre de Santiago Del Estero con goles de Víctor Rodríguez y Sergio Viturro. De esta manera, el “Santo” quedó como único líder de su zona.

Los ánimos de la parcialidad sanmartiniana eran, claramente, de optimismo ante las posibilidades de erigirse como el líder de la zona “E” del Federal “A”. Más allá de eso, el fuego de la pasión futbolera jamás se apagó en la Ciudadela. Año tras año las esperanzas se fueron renovando en el fuero de San Martín. Hoy no fue la excepción. En frente estaba un rival que se sabía iba a complicar la retaguardia defensiva de los “Santos” al tener jugadores con mucha dinámica tanto en el mediocampo como en el ataque. Esos avisos pronto se disolvieron como agua en las manos, luego de una jugada descomunal de Esteban Goicoechea, quien lanzó un centro desde el sector izquierdo para que “Vitin” Rodríguez depositara el balón dentro del arco defendido por Laureano Tombolini.

Posteriormente el conjunto local se aplacó, debido a la lesión que sufrió Maximiliano Rodríguez. Eso fue un punto de inflexión para San Martín, a la hora de perder la puja por el dominio del mediocampo. El que logró tal cometido fue Juan Ignacio Alessandroni. Los santiagueños finalizaron de mejor manera la primera etapa, pero no estaban finos en los últimos pasos hacia el arco de César Taborda.

El segundo tiempo estuvo signado por una solvencia en todas las líneas de Mitre: Jonathan García, William Peralta e Iván Juárez eran indomables en la ofensiva aurinegra. El “Chiquitín” estuvo endiablado y Ángel Viotti jamás lo pudo parar. Lo único positivo y, aunque no lo mereciera, Sergio Viturro encontró una pelota desaprovechada de un centro y de una bolea, “noqueó” nuevamente a Laureano Tombolini.

El fútbol es un boomerang; “todo vuelve” como indica la canción de Axel. Eso es cierto porque el equipo visitante, de la mano de su centrodelantero William Peralta, encontró el descuento. Esto desencadenó el padecimiento hasta el final de los dirigidos de Pena. Mitre tuvo dos chances claras para empatar, pero la suerte estaba echada a favor de San Martín.

Los tres puntos quedaron en casa y la cúspide tiene acento tucumano con 8 puntos. Sin embargo habrá muchas cosas para corregir y reveer, fundamentalmente porque la idea de Pena es ganar con un concepto de juego claro y con un identikit único. El tiempo lo dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>