A Quimsa le costó pero ganó

En toda competencia deportiva es importante conocer las propias fortalezas y debilidades. Pero más aún es requisito no subestimar el potencial expuesto, o bien las cualidades no demostradas por un equipo determinado, en  este caso puntual el básquet. Esta especie de máxima fue bien entendida por Silvio Santander a la hora de responder preguntas en la previa del juego contra Estudiantes de Concordia.

Como se intuía, el equipo entrerriano dirigido por Hernán Laginestra (ex DT de Estudiantes de Olavarría) quiso disminuir el goleo de Quimsa como primera medida. En segunda instancia, provocarle pérdidas de balón tanto a los aleros como a los pivots del conjunto  fusionado. Estas intenciones o, mejor dicho, ambiciones se podían concretar con mayor ahínco. ¿La razón? Quimsa venía de jugar un partido cerrado contra regatas corrientes que implicó un desgaste físico y, por sobre todo, una erosión psicológica que se tradujo en la falta de concentración del equipo contra la guardia entrerriana.

La propuesta defensiva de Estudiantes de Concordia fue intensa y efectiva. A tal punto que Quimsa, al término del primer tiempo, tenía un 27% de efectividad en triples. Sin embargo, en tiros de cancha tenía 62% -apoyado en buenos lanzamientos desde la zona de dos puntos.  Mientras tanto los de Concordia terminaron un con 39% en triples y en dobles. Reynaldo García estuvo intratable. El cubano desequilibró al “fortin” defensivo del fusionado mediante lanzamientos y penetraciones con gran agilidad y movimientos de cintura. Eduardo Gamboa también hizo su aporte, al igual que Alejandro Zilli y Facundo Giorgi.

Por el lado de Quimsa, “Gabi” Deck fue el puntal y el soldado que mejor usó las municiones. Los que minaron el terreno enemigo para que “tortuga” despliegue su mejor juego fueron Robert Battle, Lucas Pérez y Diego García.

Nuevamente Quimsa saco a relucir no tanto su calidad técnica en el parqué, sino su orgullo, su garra y la actitud de tigre que hace falta para llevar adelante un partido marcado por la paridad y la tensión física. Lo que tendrá que resolver Quimsa  es la rápida acumulación de faltas por partes de sus internos. Esto va unido con la incorporación de una segunda ficha extranjera capaz de brindar soluciones y erigirse en la rueda de auxilio que tanto dispensa Santander. Se mencionan tres nombres: DJ Sthepens, Erik Daniels y Jumaine Jones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>