Obras finalista del Súper 8

El conjunto “Tachero” venció ajustadamente a Regatas Corrientes por 85 a 82.                                                               

Alta dosis de nerviosismo, emotividad, final cerrado y con el corazón en la boca. ¡No!, no se trata de una película de suspenso o algún film de acción al mejor estilo “Django” de Tarantino. Cualquier director cinematográfico hubiera dado todo por elaborar un guión parecido a lo que ocurrió en el estadio Ciudad con el duelo Obras-Regatas. El súper 8 permite eso, el choque, la “simbiosis” de los equipos de la conferencia norte y la conferencia sur.       

Es que el partido de ayer no fue uno más en la retina del público basquetbolero. Fue una verdadera semifinal. Regatas fue amo y señor del primer tiempo sustentando su supremacía en base a la descollante labor de Hakeem Rollins (ex Gimnasia Indalo) que terminó con 25 unidades. La plantilla correntina hacia gala de un equipo que es candidato a ganar la Liga Nacional. Contraataque, buen manejo de la posesión de balón y efectividad de la mano de Phillip Hopson y Paolo “El bombardero” Quinteros. Obras no encontraba su lugar en el partido. Es más, Regatas había sacado una diferencia de 18 puntos. Por ese entonces, todo estaba controlado y administrado por los de Casalánguida.     

Sin embargo en el segundo tiempo, llegaron a la ribera del río corrientes, dos  conquistadores uruguayos: Mauricio Aguiar y Bruno Fitipaldo. El navío uruguayo también estaba secundado por el “comandante” puertorriqueño Ramón Clemente. Esta triada sacó de la modorra al equipo de Regatas que se relajó y terminó pagando cara esa desatención. Obras se había puesto a nueve puntos: 43 a 49.

El último cuarto fue palmo a palmo.”Bombita” de aquí “bombita” de allá. Fue,prácticamente, una fotocopia del partido entre Quimsa y Peñarol. Fue determinante las tareas de Clemente y Aguiar, al igual que el aporte de Barral y Zanzottera. El final estuvo para alquilar balcones. Aguiar a la línea. Convierte dos libres. Pide minuto Casalánguida. Luego le cometen falta a Paolo Quinteros. Erra el primer libre. El segundo lo tira a marrar e inmediatamente recobra el balón y tira de dos. Convierte. A un punto se ponía Regatas. Le cometen falta a Clemente y encesta los dos simples. Partido para Obras que tendrá que descifrar el jeroglífico llamado Quimsa.

Escucha las notas aquí:

Mauricio Aguiar

Bruno Fitipaldo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>