El triple milagroso

El balón le pertenecía a Olímpico. El reloj indicaba 14 segundos para la finalización del encuentro. Ariel Pau recibió el mensaje divino para hacerse cargo del destino universal de los hinchas del “Negro” bandeño. Robert Battle se calzaba el traje de un obstáculo difícil de sortear. La sangre, el sudor y las pulsaciones crecían con el correr de los segundos. La esperanza y el desasosiego luchaban mano a mano en la mente de Pau. Sin embargo, cuando la pelota fue lanzada todos pensaron que era una empresa difícil que “la redonda” ingresara al aro contrario. El estadio, de pronto, se convirtió en una caldera una vez que Ariel Pau marcó el triple. En una suerte de almas hambrientas y ansiosas por ver la luz al final del túnel.

Era sabido que en el inicio de la liga nacional, tanto Quimsa como Olímpico, se tomarían licencias en cuanto a errores que se plasmarían en el transcurso del partido. Los dirigidos por Facundo Muller comenzaron con todo. Concentración, rotación de balón, defensa y fundamentalmente rebotes eran las palabras mejores silabeadas por el equipo bandeño. Quimsa, por momentos, parecía sujeto a un libreto que consistía en apelar, constantemente, a los tiros de tres puntos. El segundo cuarto, la fusión acortó distancias y apostaba al juego interno que tendría como protagonista a Robert Battle. El pivot norteamericano crecia de menor a mayor su influencia en el juego. No solo eso, sino también en el rubro rebotes Quimsa se solidificó. Amicucci no daba soluciones en la defensa, por eso Lee Roberts (otro destacado en la ofensiva) empezó a marcar a Battle.

Párrafo aparte para el estupendo trabajo de Sebastián Vega quién se recibió de magister en robos. La labor defensiva del ex peñarol y boca radicó en un apremiante marca a jugadores claves del planteo bandeño: Jesse Pellot Rosa y Lee Roberts.

El juego se contagió del marco generado en las tribunas. Hinchas y periodistas se confundían entre la algarabía que se suscitó en el Vicente Rosales. Pero los soldados de Silvio Santander salieron a matar o a morir. Esta actitud de tigres se tradujo en mayor aporte de puntos del banco (Juan Fernández Chavez, Gabriel Deck y Damián Tintorelli). esta revolución del gremio suplente se fundió con el aporte de los jugadores titulares, tal es el caso del “Pájaro” Diego García, “Penka” Aguirre y Sebastián Vega con sus penetraciones. Olímpico estaba desorientado, como aquel alumno que se equivoca de aula cuando rinde un examen. El nerviosismo se acrecentaba, se hacian ondas expansivas parecidas a los efectos sonoros de una canción. Facundo Muller apeló al recurso de la configuración o , mejor dicho, a reinventar el equipo.

El último cuarto fue el disparador de lo que ocurriría los ultimos dos minutos de encuentro. La plantilla de Santander decidió poner el balon en el freezer, como se dice en la jerga basquetbolera. En ese interín Quimsa no cerró el juego y eso condujo a malos pases en las coordinaciones de ataque. Gabriel Deck perdió dos pelotas de forma infantil sumada a otras imprecisiones. Quimsa terminó pagando caro estas desanteciones que fueron transformadas en conversiones por olímpico. Ariel Pau emuló a “Fideo” Di Maria en aquel partido contra Suiza. En los últimos minutos logró convertir el tanto agónico que permitió comenzar la liga con una sonrisa en el rostro.

SÍNTESIS – Fuente: Infoliga.com.ar
OLIMPICO 78: Brussino 8, Vittar 1, Pellot Rosa 19, Roberts 17, Amicucci 10, Pau 12, Hure 5, Cosolito 6, Aliende 0. DT Facundo Müller.
QUIMSA 75: Aguirre 11, García 16, Vega 8, Deck 8, Battle 17, Fernández Chávez 9, Pérez 3, Tintorelli 3, Montero 0. DT Silvio Santander.
Árbitros: Juan Fernández y Sergio Tarifeño.
Parciales: 23/18, 14/22, 12/21 y 29/14
Estadio: Vicente Rosales.

Fuente: Buena Onda

Fuente: Buena Onda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>