Black: el videojuego que toca las puertas de la política internacional

Black es uno de los videojuegos más cautivantes que tiene la Playstation 2 en el género Shooter no sólo por su jugabilidad sino también por la trama, la historia y la cantidad de aristas que aborda sobre la política internacional. En la actualidad, para analizar un videojuego de este calibre se tiene que ir más allá y tener en cuenta todos los elementos que constituyen esta puesta en escena.

Black es un juego que expone, con mucha suficiencia, la política internacional con sus aspectos visibles e invisibles (el mundo subterráneo y sus arreglos). Con esto, es fundamental el conocimiento sobre el mundo, la dinámica, la actuación de sus diversos interprétes y de la Sociedad Internacional pero no para convertirse en un sabelotodo, sino también para aprender y he ahí una de las finalidades de los videojuegos: aprender jugando. 

Existen juegos basados en películas, en historias, en cuentos y en relatos de literatura ultraconocidos, pero Black toca las puertas de la política internacional porque permite conocer la realidad a través de niveles de juego estupendos. En la vida cotidiana, los medios de comunicación difunden las polémicas entre los presidentes de Estados Unidos, de Siria, de Rusia, de Alemania o Francia. Este juego bucea, explora y escarba sobre la monstruosidad de los negocios, del tráfico de armas, del nacimiento y el crecimiento exponencial de los grupos insurgentes de extrema derecha que se formaron luego de la Guerra Fría (Etapa bipolar). En el juego aparecen células terroristas y exsoldados desertores que representan una amenaza para una nación, por lo que las agencias de inteligencias actúan con el mayor rigor y con toda la capacidad a disposición para desentrañar los misterios que esconde el oscuro mundo de las conexiones internacionales.

Call Of Duty y Medal Of Honor no se quedan atrás ya que los creadores del juego ingeniaron la trama del videojuego en contextos futuristas, de evolución de la guerra, de la intervención de las nuevas tecnologías en la resolución de conflictos a gran escala y la aparición de figuras robóticas, asemejables a los androides y de la Segunda Guerra Mundial que sostuvieron los aliados y los países que integraron el eje. En estas creaciones, incluyendo el Black, se destacan los detalles como los armamentos de la época: granadas, los rifles (M1 Garand)y las ametralladoras (AK47 producidas por la Unión Soviética), las bazookas y las pistolas. En otras palabras, los videojuegos son “vestidos” como cuales obras de teatro con su respectiva escenografía de la realidad, de lo que pasa diariamente, pero con una óptica realmente creativa y despertadora de la más alta curiosidad.

Los juegos presentan aspectos positivos en el aprendizaje de una persona como la interdisciplinariedad porque se pueden encontrar temas como la estrategia, la guerra, la geopolítica así como son, en su esencia y naturaleza, las Relaciones Internacionales. Black es una manera interactiva para entender que existen otros costados que no son observados en la realidad cotidiana y que ejercen influencia en las decisiones de los máximos funcionarios de las potencias mundiales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>