Atlético Tucumán:el Decano entró a la historia de la Copa Libertadores

Miles de almas decanas gritaron la clasificación, emotiva y en un estado de ebullición por cierto, de Atlético Tucumán. Sin lugar a dudas y, más allá del aspecto deportivo y netamente resultadista, el combinado tucumano ingresó al grupo 5 del certamen continental más importante que puede tener Sudamérica: la Copa Libertadores

El combinado tucumano decidió presionar e inquietar a su rival en todo el primer tiempo. Eso se cumplió a rajatabla y, de hecho, fue mérito no sólo de los jugadores sino también de Pablo Lavallén. esa presión, sumado a los cánticos que emanaban de las plateas y las acaloradas populares del estadio de 25 de Mayo y Chile, fue letal y nociva para las aspiraciones colombianas de adueñarse de un lugar en la Copa Libertadores.  

A los 19 minutos del primer tiempo llegó la primera conquista de la mano del exjugador de Chacarita Juniors, Rodrigo Aliendro. La jugada no fue del todo prolija, pero los intérpretes decanos se las ingeniaron para llegar al arco del guardameta Sebastián Viera. Primer grito de alegría

La cosa no quedó allí. Cristian Menéndez, quizás inspirándose en aquel jugador que vistió las camisetas de Emelec, Quilmes y Lanús, marcó el segundo gol a los 24 minutos del primer tiempo, es decir cuatro minutos después del primer tanto. Hasta eso, y en su justa razón, los hinchas de Atlético se hallaban en un delirio futbolístico imposible de salir ante tanta pasión contenida.

El tercer gol se originó producto de una serie de toques y de un muy buen despliegue de Guillermo “Bebe” Acosta (exjugador de San Jorge y de Atlético Concepción). El destinatario del balón y que no dudó en clavarla adentro del arco fue el temible delantero Fernando Zampedri.

Sin embargo no todo fue lineal, ya que el condimento estaba a punto de llegar. En el complemento, los colombianos recurrieron a su historial copero y marcaron el gol que mantuvo a todos los hinchas decanos expectantes. A los 38 minutos, fruto de una desinteligencia en el área decana,  Sebastián Hernández clavó el 3 a 1.

La hinchada tucumana estuvo expectante hasta el final porque si Junior convertía el segundo gol, el “Decano” se quedaba sin clasificación. Allí apareció el experimentado golero y que no por nada tuvo una brillante actuación como arquero de Banfield: Cristian Lucchetti.

El portero mendocino se retiró ovacionado y aplaudido, al igual que Cristian Menéndez, Fernando Zampedri y Rodrigo Aliendro. De esa manera, Atlético Tucumán se ganó la posibilidad de disputar el grupo 5 de la Copa Libertadores que será integrado por: Palmeiras, Peñarol y Jorge Wilstermann

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>