Alperovich: “no dejo sólo palabras, dejo obras”

Como cada 1° marzo, los mandatarios a nivel municipal, provincial y nacional rindieron cuentas y dieron apertura al período de sesiones de sus órganos legislativos. Es el caso del gobernador José Alperovich, que después de once años, pronunció su último discurso ante la Legislatura de Tucumán.

La apertura del 110° período legislativo comenzó puntualmente y sin retrasos a las 10 de la mañana. Juan Manzur, quien renunció a su cargo de ministro de Salud de la Nación esta semana, volvió a presidir una sesión -acto que no hacía desde 2009 y su en lugar se encontraba Regino Amado-. Luego del izamiento de la bandera y de las lecturas protocolares, se pasó a un breve cuarto intermedio hasta la llegada del gobernador.

José Alperovich ingresó pasadas las 10:30 al hall central de la Legislatura, acompañado por su esposa Beatriz Rojkes. Poco después se hizo presente en el recinto para dar comienzo a su discurso.

En su mensaje, el mandatario tucumano agradeció a sus colaboradores, a los legisladores y al pueblo por el apoyo brindado en sus tres períodos. Como en años anteriores, comparó sus logros con los índices de la provincia en 2003. El dato más destacado fue el del desempleo: “la desocupación del último año se ubica en el 7%, muy lejos del 25% que existía en 2003”, afirmó Alperovich.

Con respecto a la infraestructura, el gobernador resaltó los resultados del plan “Más Cerca: Más Municipios, Mejor País, Más Patria” y sostuvo que representa la mayor cantidad de obras de toda la historia en el interior de la provincia. Además, subrayó las tareas realizadas con respecto al acceso a agua potable, cloacas, pavimento y vivienda (“Un gran ejemplo de lo hecho en esta área son las 4.804 casas de Lomas de Tafí”). 

En el ámbito de Salud, Alperovich enfatizó las labores realizadas: cuatro hospitales nuevos (Hospital del Aguilares, Hospital del Este, Hospital Néstor Kirchner y Maternidad del Sur) y reformas en los ya existentes (Hospital de Niños, Maternidad, Hospital Padilla y Hospital Centro de Salud) e inversiones de capital en cada uno de estos lugares. 

En el área de educación, el mandatario recalcó -entre otros datos- la creación de 376 escuelas nuevas y 3.128 aulas; así como también la mejora de las condiciones de trabajo de los maestros. “Tomemos un indicador. En la provincia, el salario básico de maestro de grado, entre 2003 y 2014, creció un 1.416%”, señaló. 

Alperovich no esquivó el tema espinoso: inseguridad. Sin embargo, en este punto no dio índices, sino que se limitó a dar cifras de las cámaras, móviles o personal capacitados que se desarrollaron durante su gestión. “Nuestro plan hace un abordaje integral de la seguridad, por lo tanto, además de la dimensión policial, penitenciaria o judicial tiene presente también los factores de riesgo como el alcoholismo, drogas, violencia familiar, marginalidad, exclusión social, etc”, explicó. 

Sus últimos puntos fueron las áreas de producción y turismo, donde destacó los mecanismos llevados adelante por el gobierno para mejorar la situación de cada una de estas áreas.

En conclusión, el gobernador Alperovich siente que la “misión se cumplió” y dejó claro que “todo los que conseguimos en estos años no fue consecuencia de un golpe de suerte (…), fue producto de las políticas de Estado que se llevaron adelante”. 

Notas

Pablo Yedlin

Alberto Colombres Garmendia

Ricardo Bussi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>